El libro «Minerales No Metálicos, Rocas Industriales y Gemas de Bolivia», proporciona por primera vez bastante información del Precámbrico Oriental, su geología para dar pautas a los legisladores, quienes puedan ofrecer la seguridad necesaria en este tiempo de paz para mejorar y actualizar la legislación de modo que existan políticas que favorezcan, ahora al país, a entidades e industriales nacionales, profesionales, técnicos y trabajadores con el objeto de empezar la industria química básica, cuya fuente son los no metálicos.
En el Precámbrico un paso muy necesario es contar con buenos caminos, para la mayor exploración; de modo que su intelectualidad, comience el desarrollo de la minería. Rincón del Tigre, Manomó, Complejo Alcalino de Velasco, San Ramón, Ascensión de Guarayos son nuevos centros de prospección, con futuro.
El boro, de los grandes y pequeños salares, puede empezar la industria química del país, hasta desarrollar a plenitud el potasio, magnesio y en especial el litio, metal cuya diversidad de usos puede llenar todas las necesidades energéticas de la humanidad. Pues el país cuenta con la reserva más grande del mundo, en salmueras los cuatro elementos indicados y otros más.
La actividad de no metálicos apoya a la agricultura, que requiere de fertilizantes, capas fosfáticas intercaladas en sedimentos ordovícicos, existen en el bloque paleozoico de Los Andes Orientales desde la frontera peruana hasta la frontera argentina; a la industria minera, de este país minero; desde explosivos, carburo de calcio, reactivos para los ingenios de concentración, y hasta construcciones de fundiciones. También puentes, túneles, represas para agua y edificios.

Extracto del Libro Minerales No Metálicos Rocas Industriales y Gemas de Bolivia del Ing. Salomón Rivas 


Pocas son las obras para estudio, investigación y para elevar el nivel cultural, que se editan en el país y vale la pena alentar, a aquellos que hacen tales esfuerzos.

El libro «Los Minerales de Bolivia y sus Parajes», es una obra necesaria para el desarrollo de la industria minera de Bolivia.
La minería es pilar importante de la economía como suministradora de moneda extranjera para la importación de maquinaria que necesitamos para el desarrollo y para elevar el estándar de vida.

Santa Cruz, se está desarrollando, hay muchas misiones científicas que han visitado y estudiado los cerros, montes y chacos del gran departamento. El libro Los Minerales de Bolivia sus Parajes, escrito por el Ing. Salomón Rivas, tomando como base el pequeño libro Mineralogía Boliviana de Federico Ahlfeld, da a conocer al público nacional, por primera vez, las conclusiones y recomendaciones de interés de las mencionadas investigaciones y también de los estudios que él ha realizado en la Provincia Precámbrica Polimetálica.

Entendemos que la mayor actividad minera de Bolivia está en el Occidente, en las cordilleras Andinas y Altiplano, donde mucha gente vive por la explotación de los minerales y donde el autor del libro ha realizado la mayor parte de su experiencia profesional de 44 años.

El país minero tiene depósitos mundialmente famosos, que a la fecha continúan produciendo minerales de estaño en las minas de Huanuni, Llallagua y Chorolque; yacimientos de plata como Potosí, famoso desde ya casi 500 años; yacimientos de zinc en las minas de Colquiri, La Paz y Porco, Potosí; grandes yacimientos de oro en Tipuani, La Paz y Kori kollo, Oruro. Salares y cientos de lagunas de evaporitas, útiles para la higiene personal y limpieza de maquinarias como el boro; también con la mayor reserva mundial de litio, potasio y magnesio del Gran Salar de Uyuni. Y los enormes prospectos del Precámbrico que son comparados con los grandes productores de niquel, cromo, cobre, estaño, fosfatos uraníferos y hierro del mundo; representados en el Departamento de Santa Cruz, en Rincón del Tigre, Ascensión de Guarayos, Cerro Manomó y Mutún, respectivamente.

Presentación del Libro Minerales de Bolivia y sus Parajes Tomo I y II del Ing. Salomón Rivas