Con una nueva Empresa, propiedad de todo el pueblo con un capital de 10 millones de dólares, se produciría 9 millones de mineral de hierro al año, que nos daría una ganancia, jamás alcanzada nacional, de 90 a 135 millones de dólares anuales.

Que constituye el mejor negocio de nuestros recursos naturales, en este caso el minero, que nos abre el campo de formar técnicos y obreros nacionales para el desarrollo industrial y nos da la oportunidad de elevar el nivel de vida de todos los bolivianos y el dinero para que paso a paso firme, se continuaría a una siderurgia integral.

Los porteños del río fronterizo, sus autoridades, las autoridades del Departamento y de la Nación, no escuchan este razonamiento, no saben minería y no les interesa industrializar el país.

Al mismo tiempo todos sabemos que las empresas transnacionales nos hacen daño, se llevan lo mejor del depósito, nos dejan en peor ignorancia y peor pobreza, pero todos persisten en entregarles el gran depósito.

Los gobiernos, en estos últimos 10 años, por falta de visión, que es frecuente, han pensado en grande, en millones de millones de dólares que no tenemos y la licitan, pero MUTUN está al alcance de nuestros bolsillos, es trabajo, sacrificio y amor a nuestros cerros, no es servirnos de ellos para dinero del bolsillo, es luchar con el calor, los mosquitos, los desastres naturales y doblegar a la naturaleza para bendición nuestra.

Tenemos hierro para trabajar 500 años, gas para 30 años, no hay planificación, ni ganas para progresar, parece que a las autoridades no les interesa que el contingente laboral se vaya al exterior y que en la nación siga la miseria, la inflación, y en nuestra gente que siga el baile en las calles y la ignorancia. Pobre país.

Extracto del libro:  MUTÚN es de todos los bolivianos
Reservas: 40 mil millones de toneladas de hierro y 10 mil millones de toneladas de manganeso
Ing. Salomón Rivas, 2006 (55 páginas)